Cupcakes de lavanda y melocotón

Apurando la temporada veraniega, os traigo la segunda de las recetas que os prometía en mi última entrada, cuando os contaba cómo preparar un suavísimo flan de melocotón. Aunque, en realidad, es un “tres por dos” (¡que vivan las rebajas!): flan, cupcakes y mermelada. Cómo estamos, oigan. No diréis que no es una buena manera de reafirmar mi retorno, con tres recetas en tres semanas a pesar de pretender publicaciones más espaciadas… ¡Os echaba tanto de menos!

Cupcakes de lavanda y melocotón | Sweetmariquilla

Cupcakes de lavanda y melocotón | Sweetmariquilla

Este año, además, he descubierto lo bien que se asocian el melocotón y la lavanda y, casi de manera compulsiva, los he empleado juntos en todo tipo de dulces. La lavanda que empleo, como ya os contaba en mi última entrada, la cogí en el monte, libre de humos y contaminación (igual con algún pipí de perro u otro animalillo salvaje, nada que ver 😁), pero si no tenéis la oportunidad de recordar nuestro pasado de cazadores-recolectores, encontraréis lavanda apta para el consumo en cualquier comercio tradicional que ofrezca tisanas o en colmados de tipo ecológico.

Cupcakes de lavanda y melocotón | Sweetmariquilla

Cupcakes de lavanda y melocotón | Sweetmariquilla

La lavanda tiene muchísimas propiedades beneficiosas para la salud y por ello se ha empleado desde hace tiempo, aunque sus usos son principalmente externos ya que consumida en exceso puede resultar tóxica. Grosso modo, sus beneficios se clasifican en: antiinflamatorios, relajantes, hipotensores, bactericidas y antiinfecciosos. Normalmente, para uso externo lo que se emplea es el aceite esencial de lavanda, pero para consumo se suele infusionar o moler.

Cupcakes de lavanda y melocotón | Sweetmariquilla

Cupcakes de lavanda y melocotón | Sweetmariquilla

En cuanto a mí, supongo que no os descubro nada si confieso que, más allá de todas esas propiedades, lo que en realidad me interesa es el aroma de la lavanda. Lo prefiero sutil, revelado en el último momento, pues si es demasiado intenso ya no resulta elegante y enmascara el resto de sabores. Así que, si os decidís a hornear estos cupcakes, os aconsejo moderación al principio. Estoy segura de que os encantarán y, dado que es una receta muy fina, os harán quedar bien hasta en las situaciones más comprometidas.

Mermelada de melocotón a la lavanda | Sweetmariquilla

Mermelada de melocotón a la lavanda | Sweetmariquilla

CUPCAKES DE LAVANDA, MERMELADA DE MELOCOTÓN Y CREMA DE QUESO Y MELOCOTÓN

Receta de Sweetmariquilla

Ingredientes para 12 cupcakes de tamaño estándar:

     1 cp = 1 cucharadita de postre (5 ml)     1 cs = 1 cucharada sopera (15 ml)

Para la mermelada de melocotón a la lavanda

  • Melocotones de calidad y bien maduros, tantos como quieras (aunque, ya que te pones, ¿qué menos que un par de toneladas?)
  • Azúcar blanco granulado: un 20% del peso de los melocotones, pesados sin hueso
  • Granos de lavanda: 1 cp por cada kilo de fruta

Para los cupcakes de lavanda con crema de queso y melocotón

  • 110 gr de harina con levadura
  • 1 cp rasa de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • 2 huevos de tamaño M-L, a temperatura ambiente
  • 75 gr de azúcar blanco granulado
  • 75 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 120 ml de leche entera
  • 1 cp de granos de lavanda
  • 250 gr de mermelada de melocotón a la lavanda
  • 125 gr de mantequilla artesana a temperatura ambiente
  • 200 gr de queso en crema, muy frío (no light)
  • 100 ml de nata para montar, muy fría
  • 100 gr de azúcar glas
  • 2-4 cs de mermelada de melocotón a la lavanda
  • Colorante (opcional)

Elaboración:

Mermelada de melocotón a la lavanda

Con antelación, prepara la mermelada. Lava bien los melocotones y hiérvelos, enteros, durante 5 minutos. Este primer paso es opcional y puedes pelar la fruta y cocerla directamente, pero la piel proporciona una textura muy especial a la mermelada, además de aportar mayor cantidad de vitaminas e intensificar el sabor de la mezcla final. Una vez hervidos, coloca los melocotones en un recipiente con agua fría y frótalos ligeramente para retirar los restos de pelusa que hayan quedado. Acláralos y córtalos, sin pelar, en trozos, descartando los huesos.

Pesa la fruta y calcula la cantidad de azúcar y de lavanda que deberás utilizar. Coloca todos los ingredientes en una olla y cuece, a fuego medio-bajo (4/9), revolviendo de vez en cuando hasta que la mezcla comience a hervir. Reduce la temperatura del fuego (2/9) y sigue cociendo hasta que la carne de melocotón esté prácticamente deshecha. No te olvides de remover de vez en cuando para evitar que la fruta se queme.

Retira la mezcla del fuego y saca el exceso de jugo, introduciéndolo en un bote y conservándolo para futuros usos (por ejemplo, el flan de melocotón a la lavanda). El almíbar que quede en la olla solamente tiene que cubrir la fruta al ras para evitar que la mermelada resulte demasiado líquida. Tritura la mezcla muy, muy bien hasta que el puré sea liso y homogéneo y, todavía caliente, repártelo en los frascos para su conservación.

Tapa los frascos, asegurando bien las cubiertas, coloca los tarros boca abajo en una superficie plana y deja que se enfríen por completo (esto favorecerá la creación del vacío en el frasco). También puedes hervir los botes, llenos de  mermelada y tapados, en una olla con abundante agua.

Etiqueta los frascos, indicando la fecha de envasado y la variedad de la mermelada, y conserva en un lugar fresco y seco, al abrigo de la luz.

Cupcakes de lavanda, mermelada de melocotón y crema de queso

En primer lugar, a fuego medio (6/9), calienta la leche hasta que empiece a espumar. Añade los granos de lavanda y deja en infusión al menos durante media hora.

Precalienta el horno a 160ºC, con función de calor superior e inferior, sin aire. Coloca las cápsulas para cupcakes en los moldes.

Tamiza y mezcla la harina, la levadura y la sal. Revuelve bien con unas varillas manuales. Reserva.

Bate los huevos con el azúcar hasta que tripliquen su volumen y se vuelvan cremosos. Agrega el aceite de oliva y bate de nuevo. Cuela la leche en infusión para retirar los granos de lavanda. En adiciones alternas, añade a los huevos la mezcla de harina y la leche. Mezcla con unas varillas manuales entre cada adición pero solamente hasta integrar los ingredientes. Termina batiendo suavemente, a mano, durante un par de minutos para evitar que la masa adquiera demasiado aire.

Reparte la masa entre las cápsulas para cupcakes sin llenarlos por encima de los 2/3 de su capacidad o, de otra manera, la masa podría desbordarse durante la cocción. Introduce los moldes en el horno y cuece durante 20-25 minutos o hasta que la superficie adquiera un tono ligeramente dorado pero no tostado. Puedes comprobar el punto de horneado pinchando uno de los bizcochos con un palillo: debe quedar limpio de masa.

Saca los cupackaes del horno y déjalos reposar durante 3-5 minutos. Desmóldalos y trasládalos a una rejilla para que se enfríen por completo.

Una vez fríos, con un cuchillo o un descorazonador, vacía el centro de los cupcakes (dejando siempre una pequeña base en el fondo para que el relleno no humedezca la cápsula de papel) y rellénalos con la mermelada. Espera entre 2 y 4 horas; durante ese tiempo, el bizcocho absorverá la humedad de la mermelada y podrás añadir un poco más. Es el momento de decorar.

Prepara la crema batiendo durante varios minutos la mantequilla a temperatura ambiente. Cuando se vuelva cremosa y esponjosa, añade el azúcar glas y bate de nuevo, al principio a velocidad media y después más rápido, hasta que el azúcar no se note en la mezcla (vaya, solamente por el sabor). Agrega entonces el queso en crema, batiendo solamente hasta que se integre. Vierte la nata líquida sobre la mezcla y continúa batiendo hasta obtener una crema densa y homogénea. Por último, poco a poco para evitar que la crema se diluya, incorpora la mermelada de melocotón y mezcla con cuidado, a velocidad lenta.

Una vez lista la crema, si así lo deseas añade el colorante muy poco a poco, una gota al tiempo. Para la decoración de las fotos, semblando melocotones, yo empleé tres gotas de colorante naranja, después retiré la mitad de la crema y le añadí un poco de colorante en gel rojo intenso. Llené la mitad de una cuchara de helado con cada una de las cremas y coloqué una bola encima de cada cupcake. Con una espátula pequeña, retoqué la forma y coloqué una hojita en el centro de cada bola. ¡Melocotón! (Según lo escribo, recuerdo que esta es la palabra clave de la tercera parte de la saga “Ice Age”… ¡Melocotón!)

Bueno, aquí lo han traducido en español latino como durazno, pero nos hacemos una idea…

A lo que iba: estos cucpakes están mejor consumidos en el mismo día. Cuenta con un ratito extra para esperar la primera absorción de la mermelada, aunque si tienes poco tiempo puedes saltarte este paso y decorar con la crema inmediatamente después del primer rellenado, están también muy ricos aunque de la otra manera la humedad es extraordinaria. Si hace mucho calor, para evitar que la crema se ablande demasiado, conserva los cupcakes en el frigorífico pero sácalos al menos media hora antes de consumir. Y disfruta de lo lindo, como siempre digo, compartiendo un dulce con quien más quieras, porque compartir es amar (y evitará que te deprimas la próxima vez que subas a la báscula 😋).

Cupcakes de lavanda y melocotón | Sweetmariquilla

Cupcakes de lavanda y melocotón | Sweetmariquilla

Los consejos de Sweemariquilla:

  • Mi consejo estrella: emplea ingredientes de primera calidad, sobre todo los huevos, la mantequilla, el queso, la nata y la leche. Y, por supuesto, los melocotones si decides preparar tú también la mermelada; de lo contrario, te recomiendo una mermelada de tipo artesana, con poca adición de azúcar.
  • Procura que la lavanda sea lo más fresca posible porque, aunque no caduca si está bien conservada, con el tiempo va perdiendo propiedades aromáticas.
  • Si prefieres preparar los cupcakes con mantequilla en lugar de aceite de oliva, utiliza 125 gr y bátela con el azúcar en un primer paso, hasta que se torne cremosa. Después, agrega los huevos uno a uno y bate hasta que se incorporen. Continúa con la mezcla de harina, tal y como se indica en la receta.
  • El azúcar indicado en la receta de mermelada es más que suficiente para obtener un producto exquisito, lo suficientemente dulce. Personalmente, me parece una barbaridad emplear, como indican otras fórmulas, la mitad e incluso el mismo peso de fruta que de azúcar. El melocotón -en realidad cualquier tipo de fruta- contiene una alta cantidad de fructosa y otros azúcares de origen natural. Cuando el ratio fruta/azúcar es tan elevado suele buscarse una textura más de tipo jalea, densa y gelatinosa, que puede conseguirse con pectina o gelatina en polvo. ¡Piensa en tu salud!
  • La mantequilla debe estar blanda para poder batirla fácilmente y preparar la crema de cobertura. Calcula el tiempo con el que debes sacarla del frigorífico para que, en verano, no se derrita. Lo de la temperatura ambiente es indicativo…
  • Desde hace tiempo, la crema realizada únicamente a base de mantequilla me resulta demasiado pesada y ahora preparo casi todas también con queso y nata. Pero como es una preferencia personal, tú puedes utilizar una de estas recetas si la prefieres más densa; solamente tienes que sustituir el extracto de vainilla por la mermelada de melocotón: buttercream o buttercream de merengue suizo.
  • Si no tienes a mano harina con levadura (también llamada bizcochona o leudante), consulta los consejos que encontrarás al final de esta receta para saber cómo prepararla tú mismo.
  • ¿No te gusta la lavanda? ¿No la encuentras apta para el consumo? Don’t worry, be happy: prepara unos cupcakes de vainilla bien tradicionales u otros un poco más mediterráneos, también de vainilla pero con aceite de oliva en lugar de mantequilla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Un pensamiento en “Cupcakes de lavanda y melocotón

  1. Pingback: Flan de melocotón a la lavanda | sweetmariquilla

Realiza un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s