¡Estoy de vuelta!

Pepita... Cupcakes de vainilla con crema de queso y vainilla | Sweetmariquilla

Pepita…
Cupcakes de vainilla con crema de queso y vainilla | Sweetmariquilla

Pensaba titular esta entrada “¡He vuelto!” pero finalmente me parecía más una amenaza que un saludo, así que…

¡Estoy de vuelta!

Casi no puedo creer que hayan pasado dieciséis meses desde mi última receta, con motivo del Día de la Madre de 2014. Después de eso, ni siquiera un “hasta luego”. Así que lo primero que debo hacer es pediros disculpas a todos los que seguíais mis publicaciones y que habéis tenido la paciencia de esperar mi regreso. Quizás algunos os estaréis preguntando qué es lo que ha ocurrido durante todo este tiempo. No puedo responderos otra cosa, aunque parezca un poco altanero: lo que ha pasado es la vida.

Pulgarcita... Cupcakes de vainilla con crema de queso y vainilla | Sweetmariquilla

Pulgarcita…
Cupcakes de vainilla con crema de queso y vainilla | Sweetmariquilla

La vida, que nunca te avisa acerca de lo que te tiene preparado para que puedas hacer planes de futuro. La vida, un torbellino que unas veces te lleva por donde habías imaginado y, otras, por caminos totalmente insospechados. Que siempre abre puertas y da oportunidades aunque las que quisiéramos se nos aparezcan vedadas. La vida, que pasa tan rápido que para cuando queremos darnos cuenta nos parece apenas un suspiro.

¡Pero, bueno! ¡Que esto debería ser una fiesta de reencuentro y no una jornada filosófica! En un momento me he puesto tan seria que más parece una despedida que un regreso (¿al futuro?). Así que pasemos a cuestiones reposteriles que aunque no enriquezcan nuestras mentes sí llenan nuestros estómagos… y nuestros traseros, jiji.

Lo que se da... Cupcakes de vainilla con crema de queso y vainilla | Sweetmariquilla

Lo que se da…
Cupcakes de vainilla con crema de queso y vainilla | Sweetmariquilla

Para celebrar que en el futuro continuarán publicándose recetas en Sweetmariquilla -aunque seguramente más espaciadas que en la primera etapa de esta bitácora-, y que seguiremos encontrándonos aunque sea virtualmente, quiero compartir con vosotros la fórmula mágica de los cupcakes de vainilla realizados con aceite de oliva. Bueno, no vamos a engañarnos, siguen siendo una bomba calórica, pero al sustituir la mantequilla por el aceite de oliva y reducir la cantidad de azúcar, la culpabilidad desciende de manera directamente proporcional. Ejem.

Y es que durante estos meses de ausencia no es que mi horno haya estado apagado, ni mucho menos. He horneado y mezclado y batido y triturado y amasado… Tengo todas las recetas guardadas y documentadas para compartirlas con vosotros poco a poco (por favor, ¡continuad siendo pacientes!). Pero lo que os quería contar es que en este tiempo he realizado algunos cambios en las fórmulas de mis bizcochos y bases para cupcakes, obviando la mantequilla en muchas de las recetas e introduciendo el aceite de oliva virgen extra como fuente de materia grasa. Un toque mediterráneo en un postre tan típicamente anglosajón como los cupcakes, para que hablen de globalización. Y también he reducido, en algunas ocasiones drásticamente, la cantidad de azúcar que añadía en mis preparaciones. Así que Sweetmariquilla se vuelve un poco -un poco- menos sweet y un poco -un poco- más healthy.

¡No se quita! Cupcakes de vainilla con crema de queso y vainilla | Sweetmariquilla

¡No se quita!
Cupcakes de vainilla con crema de queso y vainilla | Sweetmariquilla

No quiero posponer más el momento de disfrutar del dulcerío, así que me voy a picar algo. ¡Que no! Bueno, en realidad es que sí, pero no sin antes deslizar bajo vuestras puertas la receta de los cupcakes de vainilla con aceite de oliva. En un ratito están listos y en menos tiempo aún, ¡os los habréis comido!

Este combo que os propongo hoy es un “must” de los cupcakes: vainilla y vainilla. Más clásicos, Mozart o Haydn. Se compone de una base esponjosa y jugosa y una cobertura realizada en su mayor parte con queso de untar, mucho más ligera que el tradicional buttercream (personalmente, ya me resulta hasta pesada tanta mantequilla en una crema). Precisamente por la suavidad y ligereza, pueden servirse en cualquier momento: en el desayuno, o el almuerzo, o la merienda, o de postre…

Una última cosa: la dedicatoria. Estos cupackes están realizados pensando en una rubia pequeñaja que, a sus 5 añitos, nos tiene locos a todos. Con esa sonrisa, ese desparpajo, ese salero y ese carácter… ¡Nos ha robado el corazón! Muchas felicidades, Claudia. Por el momento, disfruta de los cupcakes porque en cuanto tenga oportunidad no te libras del achuchón.

CUPCAKES DE VAINILLA CON CREMA DE QUESO DE VAINILLA

Receta de Sweetmariquilla

Ingredientes para 8-12 cupcakes, en función del tamaño de las cápsulas:

     1 cp = 1 cucharadita de postre (5 ml)

Para la base de vainilla con aceite de oliva:

  • 110 gr de harina con levadura
  • 1 cp rasa de levadura
  • 75 gr de azúcar blanco granulado
  • 1 pizca de sal
  • 2 huevos de tamaño M-L a temperatura ambiente
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cp de pasta o extracto de vainilla
  • 30 ml de leche entera a temperatura ambiente

Para la crema de queso de vainilla:

N.B.: Con esta cantidad de crema tendrás suficiente para hasta 18 cupcakes si empleas, por ejemplo, una decoración sencilla como la de las rosas.

  • 125 gr de mantequilla de buena calidad a temperatura ambiente
  • 200 gr de queso cremoso muy frío
  • 100 ml de nata para montar, muy fría
  • 100 gr de azúcar glas
  • 1 cp de pasta o extracto de vainilla
  • Colorante (opcional)

Elaboración:

Precalienta el horno a 160ºC, en función de calor superior e inferior, sin ventilador. Coloca las cápsulas en el molde para cupcakes.

En un bol, tamiza la harina y la levadura, añádeles la sal y mezcla bien con unas varillas manuales. Reserva.

En otro recipiente, bate los huevos con el azúcar hasta que esponjen y comiencen a espesar. Añádeles el aceite de oliva y vuelve a batir, solamente hasta integrar. A continuación, procede de la misma manera con la pasta o el extracto de vainilla. Agrega la mitad de la mezcla de harina, después la leche y por último, el resto de la harina, sin olvidarte de batir entre cada adición. Raspa bien los laterales y el fondo del recipiente y termina batiendo solamente durante unos segundos para evitar que la masa adquiera demasiado aire.

Reparte la preparación en las cápsulas, procurando no sobrepasar las 3/4 partes de su capacidad porque de lo contrario es posible que se desborde durante el horneado. Introduce el molde en el horno y cuece durante 20-25 minutos, controlando que la superficie de los bizcochos se dore ligeramente sin llegar a tostarse. Puedes controlar el punto de cocción pinchando uno de ellos con un palillo: si sale limpio, ¡están listos!

Saca los cupcakes del horno y déjalos reposar 3-5 minutos en los moldes. Después, desmolda y traspasa a una rejilla para que se enfríen por completo.

Vamos con la crema. En un bol, bate la mantequilla unos buenos 5 minutos, hasta que adquiera una textura esponjosa y haya blanqueado. Añade el azúcar glas y bate de nuevo hasta que se integre por completo y no se note en el paladar. Agrega el queso cremoso, muy frío, y vuelve a batir pero solamente hasta integrar. Raspa los laterales y el fondo del recipiente, vierte la nata muy fría y ¡dales marcha a las varillas! Tras otros 3-5 minutos de batido, la crema de queso estará lista. Añade entonces la pasta o el extracto de vainilla y después, el colorante. En estos últimos pasos, procura no sobrebatir la crema y mezcla solamente hasta integrar el aroma y el colorante.

Introduce la crema en una manga pastelera equipada con la boquilla de tu elección (para estos cupcakes, yo utilicé el modelo 1M de Wilton), asegúrate de que los bizcochos estén completamente fríos para que no derritan la crema y decora como prefieras.

Cupcakes de vainilla con crema de queso y vainilla | Sweetmariquilla

Cupcakes de vainilla con crema de queso y vainilla | Sweetmariquilla

Los consejos de Sweetmariquilla:

  • ¿Qué os voy a decir? Ingredientes de primera calidad aseguran una gran parte del éxito.
  • El único inconveniente que, a mi parecer, acarrea el hecho de emplear aceite de oliva en lugar de mantequilla es que los bizcochos se secan un pelín antes. En realidad, para mí no es un problema porque en casa no duran tanto como para secarse (ejem, ejem), pero si tienes que hornearlos con antelación, opta mejor por esta otra receta de cupcakes de vainilla, que es más tradicional y sí incorpora mantequilla.
  • Cuando el calor aprieta, como ahora mismo, es posible que la crema de queso se ablande demasiado como para hacer decoraciones complejas. Puedes elegir alguna otra receta, pero también puedes utlizar esta si tienes en cuenta unas pequeñas recomendaciones:
    • Prepara la crema a primera hora de la mañana, cuando todavía no hace demasiado calor en casa. También puedes hacer descender la temperatura de la cocina previamente utilizando un ventilador o trasladarte a la habitación más fresca de la casa.
    • Asegúrate de que la nata y el queso están realmente muy fríos. La mantequilla debe estar blanda para poder batirla pero si “a temperatura ambiente” significa 40ºC a la sombra… ¡no podrás trabajar con ella! Valora con cuánta antelación deberás sacarla del frigorífico para no encontrarte una sopa.
    • Prepara la crema con un poco de antelación y, cuando esté lista, en el mismo recipiente en el que has batido los ingredientes introdúcela un par de horas en el frigorífico.
  • ¿Que no tienes harina con levadura? Que no cunda el pánico y prepara la tuya propia. Mezcla 100 gr de harina todo uso con 3 gr de levadura química, 1 gr de sal y 3 gr de bicarbonato sódico (esto último es opcional aunque recomendable, así que puedes prescindir del bicarbonato si estás bajo mínimos).
  • No te los comas tú solo que lo bien repartido sabe mejor…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

13 pensamientos en “¡Estoy de vuelta!

  1. Pingback: Cupcakes de lavanda y melocotón | sweetmariquilla

  2. Que bueno tenerte de vuelta!! Ni te imaginas lo que he echado de menos tus sabrosas recetas!! Has salvado mis próximas sobremesas otoñales 😊
    He admitir que me encanta tu nuevo enfoque healthy Mediterráneo, que para sweet ya te tenemos a ti!!

  3. Pingback: Flan de melocotón a la lavanda | sweetmariquilla

Realiza un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s