Bizcocho siciliano

Para ser sincera, esta receta no es siciliana en sentido estricto. Vamos, que lo del sobrenombre es más una licencia culinaria que un indicativo gentilicio. Todo viene de unos pistachos, estos sí, sicilianos, que mi hermana me ha traído de uno de sus últimos viajes. Además de disfrutar del tiempo primaveral, durante su estancia en la isla italiana se ha acordado de su hermana favorita y su pasión reposteril (que luego disfrutamos todos, jeje) y me ha obsequiado con una barquita de pistachos molidos y otra de pistachos enteros. Sí, pistachos de Sicilia. Ñam.

Bizcocho de limón y pistacho | Sweetmariquilla

Bizcocho de limón y pistacho | Sweetmariquilla

El pistacho es uno de los frutos secos más saludables. Tiene una gran cantidad de vitaminas, minerales y ácidos grasos. Si se consumen moderadamente y de manera regular, ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y otras como el cáncer y la diabetes y también a reducir el colesterol y perder peso. Y la mejor parte: 50 pistachos pelados, ¡sólo tienen 160 calorías! ¡A  por ellos!

Bizcacho de limón y pistacho | Sweetmariquilla

Bizcocho de limón y pistacho | Sweetmariquilla

El pistacho es originario de Oriente y, en la actualidad, el mayor y más reconocido productor de este fruto es Irán, aunque también se cultiva en otras zonas geográficas como Australia, Italia y Estados Unidos. Los árboles se cultivan en huertos y pueden necesitar hasta diez años hasta ser totalmente productivos. En nuestro país no hay tradición productora pero desde hace unos años se está trabajando en la introducción del árbol y ya hay varias empresas que comercializan sus frutos, aunque lo más difícil es encontrarlo molido en harina. Así, también su consumo ha aumentado considerablemente y es que, además de sanos, ¡están buenísimos!

Pistachos sicilianos y limón en un bizcocho riquísimo | Sweetmariquilla

Pistachos sicilianos y limón en un bizcocho riquísimo | Sweetmariquilla

Así que estaba bastante claro: ¡bizcocho! En la misma receta es posible utilizar el pistacho tanto en harina como entero y, además, que tenía antojo, oigan (no, no es necesario el estado de gracia para tenerlos…). Además, para un resultado aún más aromático , he combinado los pistachos con limón y ha sido todo un acierto. El bizcocho está… ¡de rechupete! Mi madre, en medio de su ataque de gula, ha afirmado que puede que sea el que más le gusta de los que he hecho hasta el momento, aunque yo creo que es porque tenía más hambre que de costumbre (ji).

No podrás tomar solamente una ración. Bizcocho de limón y pistacho | Sweetmariquilla

No podrás tomar solamente una ración. Bizcocho de limón y pistacho | Sweetmariquilla

Lo que no puede negarse es que el bizcocho está requetebueno y que no os arrepentiréis si decidís hornearlo. La receta está inspirada en el bizcocho-de-yogur-de-toda-la-vida: sí, ese de los tres vasitos de harina, dos de azúcar, uno de aceite… Pero he ajustado las cantidades para incorporar la harina de pistachos y para un resultado ligeramente menos dulce. También he cambiado la forma de elaboración, si bien podéis prepararlo de la manera tradicional sin ningún problema. Por último, la masa resulta densa y es posible utilizar un molde de bundt cake. ¿A qué estáis esperando, cocinillas?

Pistachos sicilianos enteros. Bizcocho de limón y pistacho | Sweetmariquilla

Pistachos sicilianos enteros. Bizcocho de limón y pistacho | Sweetmariquilla

Antes de pasar a la receta, tal día como hoy es inevitable tener un recuerdo hacia todas las víctimas del atentado que, hace ya diez años, sacudió violentamente a toda la sociedad española. Mi corazón está con ellos, sus familias y todas aquellas personas que estuvieron allí, dándolo todo por que no hubiese más vidas perdidas, más vidas sacrificadas.

BIZCOCHO DE LIMÓN Y PISTACHO

Receta de Sweetmariquilla

Ingredientes:

  • 200 gr de harina todo uso
  • 100 gr de harina de pistacho (pistacho molido muy fino)
  • 1 cs de levadura química
  • 150 gr de azúcar blanco
  • 1 cs de ralladura fina de limón, a ser posible de origen ecológico
  • 100 gr de pistachos en grano, pelados y crudos
  • 125 ml de yogur natural entero a temperatura ambiente (un vasito)
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 3 huevos de tamaño M-L a temperatura ambiente
  • 1 cs colmada de pasta de pistacho (opcional)

Elaboración:

Precalienta el horno a 160°C, en función de calor superior e inferior, con aire. Prepara el molde cubriéndolo con papel de hornear o engrasándolo ligeramente con un poco de aceite de girasol.

Tamiza la harina, el pistacho molido y la levadura, añádeles la ralladura de limón y mezcla bien con unas varillas manuales. Reserva.

Bate los huevos con el azúcar, a velocidad media-alta, hasta que la mezcla blanquee y se vuelva cremosa (unos 5-7 minutos). Añade el yogur y bate solamente hasta que se incorpore. Agrega el aceite de girasol, haciendo lo mismo. Es el turno de la pasta de pistacho, batiendo hasta que todos los ingredientes se hayan integrado bien.

Añade un tercio de la mezcla de harina a la de huevos y revuelve con cuidado con unas varillas manuales. Repite, un tercio cada vez, con el resto de la  harina. Por último, agrega los pistachos repartiéndolos bien.

Vierte la masa en el molde, agítalo ligeramente para que se nivele la superficie e introdúcelo en el horno a altura media-baja. Hornea durante 45-60 minutos, hasta que la masa esté totalmente cocida. Si durante el horneado notases que la superficie del bizcocho se tuesta demasiado rápido, cúbrela con un trozo de papel apto para el horno (no con papel de aluminio).

Saca el bizcocho del horno, déjalo reposar unos diez minutos y desmolda con cuidado, dejándolo enfriar sobre una rejilla.

Bizcocho de limón y pistacho

Bizcocho de limón y pistacho

Los consejos de Sweetmariquilla:

  • Utiliza pistachos de buena calidad y vigila que no estén pasados porque se ponen blandurrios y pierden tanto aroma como propiedades.
  • Si no encuentras pistacho molido fino, utiliza 300 gr de harina y emplea solamente los pistachos en grano.
  • Es posible sustituir la pasta por aceite de pistacho, pero no utilices más de 2 cucharadas y réstaselas a la cantidad de aceite de girasol para que el resultado no sea demasiado graso.
  • La cantidad total de azúcar de la receta tradicional es de 200 gramos (2 vasitos). Normalmente, yo sólo añado 125 gr y me parece más que suficiente pero en esta ocasión, para que no resulte demasiado amargo por la ralladura de limón, he utilizado un poquito más. Elige la opción que más te convenga.
  • Utiliza un yogur natural de elaboración artesana o tradicional: notarás la diferencia. Evita emplear un yogur de limón para sustituir o potenciar la ralladura; si no es de origen artesano, es casi seguro que llevará aromas artificiales, edulcorantes, conservantes, colorantes, potenciadores del sabor…
  • Lava bien el limón antes de rallar su piel y asegúrate de eliminar, en caso de que la lleve, todos los restos de la cera que les dan para procurar que se vean brillantes y relucientes.
  • Por sus características aromáticas, este bizcocho se disfruta mucho más en trocitos pequeños a la hora del almuerzo o la merienda. ¡Siempre que no lo devores todo en el desayuno!
Anuncios

Un pensamiento en “Bizcocho siciliano

Realiza un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s