Flan de queso suave (y de paso, ricotta casero)

Hoy os hago una visita rápida. Sí: lo justo para saludar y proponeros una receta rica, rica.

Flan de queso suave

Flan de queso suave | Sweetmariquilla

Desde que hace unos meses nos chupásemos los dedos con el flan de champán y después, en temporada de fresas, hiciésemos lo propio con otro bien afrutado, no he dejado de pensar en todas las posibilidades de este postre tan tradicional. Lo cierto es que se trata de una de las recetas más fáciles de realizar y, gracias a la olla exprés, también más rápida. Sin embargo, a veces nos dejamos llevar por las modas y nos olvidamos de las propuestas de nuestras abuelas. ¡Craso error!

Flan de queso suave

Flan de queso suave | Sweetmariquilla

Así que, echando la vista atrás, he comenzado a recuperar algunos postres de nuestra cocina más castiza. El flan ya había hecho su aparición por estos lares y, dentro de poco, a él se unirán las natillas y otras cremas. Eso sí, aprovecharé la coyuntura para darles un nuevo aire aunque estoy segura de no inventar nada nuevo…

Flan de queso suave

Los ratoncitos ya han pasado por aquí… | Sweetmariquilla

La receta de hoy, como habéis leído en el título y podido deducir por lo que os he comentado más arriba, es un flan de queso. En un primer momento, combinaba mascarpone con queso cremoso pero he sustituido el primero por ricotta. El contenido en grasa es menor y el resultado final, más fino. Os aseguro que el resultado es fabuloso. Y si queréis rizar el rizo, preparad ricotta casero: no cuesta “ná de ná” y merece la pena. Palabrita de Sweetmariquilla.

Flan de queso suave

Flan de queso suave | Sweetmariquilla

FLAN DE QUESO SUAVE, en la olla

Receta de Sweetmariquilla

Ingredientes, para 8-12 raciones:

Para el caramelo:

  • 50 ml de agua
  • 50 gr de azúcar

Para el flan:

  • 5 huevos tamaño M
  • 400 ml de leche entera
  • 150 gr de azúcar
  • 1 vaina de vainilla (puedes sustituirla por una cucharada de pasta de vainilla)
  • 150 gr de queso tipo ricotta (la receta para obtenerlo en casa, más abajo)
  • 200 gr de queso crema, tipo San Millán

Elaboración:

Comienza preparando el caramelo. En un cazo, calienta a fuego medio-bajo el azúcar con el agua. No es necesario que lo remuevas; déjalo tostar hasta que adquiera un tono ámbar oscuro, con cuidado de que no se queme para que no amargue. Retíralo del fuego e, inmediatamente, viértelo en la flanera y deja que se enfríe.

En otro cazo, vierte la leche. Abre la vaina de vainilla por la mitad, de arriba a abajo, y raspa las semillas. Añádelas a la leche junto con la vaina y caliéntala a fuego medio hasta el punto de ebullición. Retira del fuego y reserva. Si empleas pasta de vainilla, puedes saltarte este paso.

Bate los huevos con el azúcar (y la pasta de vainilla) hasta que comiencen a espumar. Añádeles los quesos y bate de nuevo. Por último, agrega la leche sin dejar de remover para que los huevos no cuajen en caso que todavía esté caliente. Vierte la mezcla en la flanera y colócale la tapa (si no la tiene, cubre la flanera con algo que impida que el vapor de agua se mezcle con la masa, como la tapa de una cacerola sujeta con cuerda de hornear).

Introduce la flanera en la olla y echa agua, con cuidando de no rebasar la mitad del molde. Cierra la olla y ponla al fuego. Desde que empiece a silbar, cuenta 17 minutos antes de retirarla del fuego. Siguiendo las instrucciones del fabricante, déjala enfriar hasta que pueda abrirse para sacar la flanera.

Espera a que el flan esté completamente frío antes de desmoldarlo porque, de lo contrario, es probable que se rompa. Si el caramelo ha endurecido y te resulta complicado, coloca el molde en un plato hondo con un poco de agua muy caliente,  espera unos minutos a que el caramelo se ablande, e inténtalo de nuevo. Consérvalo en el frigorífico hasta media hora antes de servir.

Flan de queso suave con ricotta casero

Flan de queso suave | Sweetmariquilla

Para el ricotta casero:

  • 500 ml de leche entera (a ser posible, fresca)
  • El zumo de medio limón
  • Una pizca de sal

Calienta la leche con la sal hasta que empiece a burbujear. Retírala del fuego y añade el zumo de limón, verás cómo rápidamente la leche comienza a cortarse. Déjala reposar entre media y una hora. Prepara una gasa fina doblada en varios plieges; colócala sobre un colador o un escurridor grande. Vierte la leche sobre la gasa y déjala escurrir otras dos horas (o el tiempo necesario para obtener un queso ricotta con diferentes grados de humedad: cuanto más lo dejes escurrir, más seco quedará). ¡Listo!

El queso ricotta casero se conserva en el frigorífico durante varios días, dentro de un recipiente de cristal con tapa o un tupper hermético.

Flan de queso suave

Flan de queso suave | Sweetmariquilla

Los consejos de Sweetmariquilla:

  • El flan, preparado la víspera, se asienta y coge cuerpo. Aunque todavía templado está riquísimo.
  • Si no tienes olla exprés o no quieres utilizarla para preparar el flan, por supuesto que puedes hornearlo, pero piensa en el ahorro de tiempo y energía. Yo, lo tengo claro: el hornear se va a acabar (¡pero sólo con el flan! ;)).
  • He investigado un poco y los tiempos de cocción que recomiendan tanto los fabricantes como algunos cocineros son de 5 minutos. Mi olla es del tipo exprés y he tenido que dejar el flan 17 minutos, pero esto tiene su explicación: esas recetas de las que os hablo son de 3 huevos, por lo que los flanes resultantes son prácticamente la mitad que el mío. En cualquier caso, prueba e investiga con tu olla, las cantidades de la receta y los tiempos de cocción hasta encontrar los que más te convezcan.
  • También he leído algunos trucos que puedes utilizar. Por ejemplo, si tu flanera no tiene tapa, para evitar que el agua en la olla burbujee demasiado durante la cocción (peligrando la integridad de la masa por mucho que la hayas cubierto), puedes añadir las cáscaras de huevo, previamente lavadas, al agua de la olla: al parecer, evitan los borbotones. También hay quien coloca la flanera sobre unos topes de madera para no depositarla sobre el fondo de la olla; yo no lo he hecho y os aseguro que no lo he echado en falta: los fondos de las ollas modernas son gruesos y antiadherentes, así que en mi opinión esos topes son innecesarios.
  • Puedes añadir unas gotas de limón al caramelo, al mismo tiempo que el agua: es una cuestión de preferencias.
  • También la temperatura del flan. Si te gusta bien fresquito, sácalo del frigorífico solamente 5 minutos antes de servir.
  • Puedes acompañarlo con nata, crema de queso, helado, trozos o puré de frutas…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

9 pensamientos en “Flan de queso suave (y de paso, ricotta casero)

  1. Pingback: Flan de melocotón a la lavanda | sweetmariquilla

  2. Ole con ole, chulapa! jajaja Cada vez soy más fan de nuestros postres “de siempre”. Un flan, unas natillas, rosquillas, buñuelos… ñam! Aquí me quedo esperando tu repertorio de innovaciones para los clásicos 🙂

Realiza un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s