Flan de champán

Con motivo del Día del Padre… ¡flan de champán!

Bueno, antes de nada, me gustaría felicitar por adelantado a todos los padres, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos… Esos hombrecitos que nos vuelven locas tanto en el sentido positivo como en el negativo (jiji). Pero, ¿qué haríamos sin ellos? Espero que paséis muy buen día, rodeado de vuestra prole y felices, enormemente felices.

En un día como este, el homenajeado elije el postre. Ejem, o así debería ser. Sin embargo, yo quería sorprender a mi padre con un postre que lleva pidiéndome desde su cumpleaños y que yo me resistía a prepararle, inmersa en mi fiebre cupcake-muffin-bundcakera. El pobrecillo deseaba un flan y yo le preparé cupcakes de champán; eso sí, estaban riquisísimos. Y la decoración es idónea:

Cupcakes de champán

Pero esta vez quería darle el gusto y había decidido que no me dejaría tentar por otras recetas más elaboradas. Flan: sencillo, tradicional y, en realidad, riquísimo. Sin embargo, mi diablillo interior, sobre mi hombro izquierdo, me pinchaba y me pinchaba: “¿Un flan? Pero mira que es un postre soso… ¿No vas a hacerlo especial?”. Y yo, como soy débil, no pude resistirme. Ya os he contado alguna vez que mi padre es un gran aficionado al champán, así que la receta venía rodada: hornearía un flan de champán. Y, ¿sabéis qué? ¡Ha sido una idea genial! Este flan está riquísimo, no podéis dejar de probarlo: os aseguro que os va a encantar.

Flan de champán | Sweetmariquilla

Flan de champán | Sweetmariquilla

Como siempre, antes de pasar a la receta llega mi parrafada habitual. En esta ocasión, no creo que sorprenda a nadie, os daré algunos datos sobre la fiesta del Día del Padre. Los orígenes de esta celebración nos llevan hasta Estados Unidos, donde, allá por 1909, Sonora Smart Dodd propuso dedicar un día al año para homenajear a los padres y su labor en el seno familiar. El padre de esta señora, un veterano de la guerra civil estadounidense llamado Henry Jackson Smart, había enviudado cuando su mujer murió durante el parto de su sexto hijo y desde entonces se hizo de la educación de todos ellos.

Flan de champán | Sweetmariquilla

Flan de champán | Sweetmariquilla

Sonora, dándose cuenta del enorme esfuerzo que su padre tuvo que realizar, en 1909 propuso fijar una fecha en el calendario para honrar anualmente al suyo y a todos los demás padres. La idea fue acogida con entusiasmo por diversas comunidades del país americano y en 1924, el presidente Calvin Coolidge apoyó la propuesta de instaurar una celebración a nivel nacional. Con respecto a la fecha, he encontrado varias opciones entre el 5 y el 19 de junio, y todas la hacen coincidir con el nacimiento de Henry Jackson. No fue hasta 1966 cuando el también presidente Lyndon Johnson trasladó la fecha al tercer domingo de junio, que muchos países también han adoptado.

Flan de champán | Sweetmariquilla

Flan de champán | Sweetmariquilla

En España, país de tradición católica y calendario gregoriano, la celebración se trasladó al mes de marzo para hacerla coincidir con la festividad de San José, figura de identificación paterna. Pero también tenemos anecdotario al respecto. Al parecer, fue Manuela Vicente Ferrero, conocida como Nely (seudónimo literario), quien, en 1948, celebró en su escuela una fiesta dedicada a los padres de sus alumnas. Es posible que la sugerencia proviniese de algunos de los señores, envidiosos de la existencia del Día de la Madre.

Flan de champán | Sweetmariquilla

Flan de champán | Sweetmariquilla

Manuela, guiada por sus creencias religiosas, optó por el 19 de marzo, día de San José, para la fiesta. Incluía una misa, un festival de poesía, baile y teatro, y la entrega de pequeños obsequios elaborados por las propias niñas. La maestra, colaboradora en varias revistas especializadas, difundió su iniciativa. Pero no fue hasta 1951 cuando, durante una entrevista en Radio Nacional, tuvo trascendencia: el entonces presidente de Galerías Preciados, José Fernández Rodríguez, recogió la idea y le dio publicidad con una campaña en prensa y radio, el año 1953. Poco tiempo después, Ramón Areces, director gerente de El Corte Inglés, se sumó a la celebración. Con dos grandes almacenes motivando las compras, el establecimiento de la celebración era cuestión de tiempo.

Flan de champán | Sweetmariquilla

Flan de champán | Sweetmariquilla

Y bueno, aquí estamos, más de 50 años después y pensando en nuestros papás. Y como es más que seguro que ya estáis hartos de leer mis desvaríos, no me alargo más. Aquí tenéis la receta.

FLAN DE CHAMPÁN (Receta revisada y mejorada: ¡todavía más rica!)

Ingredientes para un flan de 8 raciones:

Para la reducción de champán:

  • 150 ml de champán de buena calidad
  • 150 gr de azúcar blanco granulado

Para el caramelo:

  • 50 ml de agua filtrada o embotellada
  • 50 gr de azúcar blanco granulado

Para la base del flan:

  • 5 huevos M
  • 50 gr de azúcar blanco granulado
  • 50 ml de champán de buena calidad (¡el mismo que uses para la reducción!)
  • 350 ml de leche entera
  • La reducción de champán

Elaboración:

Si vas a hacer el flan en el horno, precaliéntalo a 180º C, con función de calor superior e inferior y ventilador. Si optas por la olla a presión, más adelante se dan las indicaciones oportunas.

Comienza preparando la reducción de champán, hirviendo a fuego medio-bajo (5/9) 150 ml de champán con 150 gr de azúcar. Coloca los ingredientes en un cazo y deja que el azúcar se disuelva sin revolver. Déjalo en el fuego 5 minutos desde que empiece a hervir. Retira del fuego y deja templar.

A continuación, realiza el caramelo de la misma manera: en un cazo, coloca 50 ml de agua y 50 gr de azúcar y calienta a fuego medio (5/9). Sin remover, deja que el azúcar se disuelva y, poco a poco, se tueste. Vigila bien el punto porque amarga enseguida y puede estropear el flan. Un tono dorado oscuro es idóneo. Retira del fuego e, inmediatamente, viértelo en la flanera repartiéndolo por el fondo. Deja que enfríe y endurezca.

Para la mezcla, bate los huevos con el azúcar hasta que comiencen a esponjar. Añade los 50 ml de champán y la leche y mezcla bien. Con cuidado, en forma de hilo y sin dejar de remover por si todavía estuviese caliente (¡no queremos cuajar los huevos!), agrega la reducción de champán. Vierte la mezcla en la flanera.

Cocción en el horno: coloca la flanera en una fuente apta para el horno y agrega agua hasta cubrir la mitad de la altura de la flanera.  Cuece el flan durante 1 hora o hasta que el centro del flan adquiera consistencia.. Sácalo del horno y retíralo de la fuente, dejándolo enfriar sobre una rejilla.

Cocción en la olla: tapa la flanera con su tapa o con un trozo de papel de aluminio de tal forma que el agua no pueda entrar durante la cocción. Colócala en el centro de la olla a presión y echa tres dedos de agua (cuidado con la cantidad porque, en la olla, el agua hierve con virulencia y, si echas mucha, podría colarse en el molde y estropear el flan). Cierra la olla y colócala a fuego fuerte (9/9). Cuando comience a silbar, reduce la intensidad del fuego (7/9) y déjala 17 minutos. Pasado ese tiempo, retira la olla del fuego y déjala enfriar. Después, ábrela, saca la flanera y déjala enfriar completamente sobre una rejilla o una superficie plana.

Antes de desmoldar el flan, asegúrate de que está completamente frío o, de lo contrario, el riesgo de que se rompa será enorme. Introduce un cuchillo de punta roma entre las paredes del molde y el flan para ayudarlo a despegarse. Si tienes dificultades, coloca la flanera sobre un poco de agua caliente para favorecer la disolución del caramelo y, después de 5 ó 10 minutos, inténtalo de nuevo (yo lo hago siempre: más vale prevenir…).

Conserva el flan en el frigorífico pero sírvelo a temperatura ambiente para disfrutar de toda la intensidad de su delicado sabor. Puedes acompañarlo de nata -en plan muy tradicional- rociada con un poco más de reducción de champán, de helado, de coulis de frutas, de crema… Como decía antes, ¡infinitas posibilidades!

Flan de champán | Sweetmariquilla

Flan de champán | Sweetmariquilla

Los consejos de Sweetmariquilla:

  • En esta receta, la elección de un buen champán es fundamental. No escatimes en el precio ni en la cantidad porque el resultado no será, ni por asomo, el que esperas. Hay buenos champanes y cavas a precios realmente asequibles: consulta con un especialista. Elige uno que no sea demasiado amargo o, en caso de así lo prefieras, añade un poquito más de azúcar.
  • No te asustes al preparar la mezcla porque, cuando añadas el champán, se volverá muy espumosa. Es completamente normal, al igual que al mezclarlo con el azúcar para preparar la reducción. Por eso es preferible retirar la espuma que quede cuando la mezcla ya esté en el molde.
  • Cada olla exprés es un mundo. Cuando consulté los tiempos de las recetas de flan en la olla, éstos oscilaban entre los 5 y los 30 minutos. El fabricante de la mía indicaba 7 minutos de cocción para un flan de aproximadamente 1 litro, pero a la hora de la verdad, no se correspondía. Tras varias pruebas, he concluido que el tiempo perfecto para un flan de ese tamaño en mi olla es de 17 minutos desde que empieza a silbar. Mucho me temo que tendrás que realizar la prueba con la tuya, pero no te preocupes porque, aunque saques el flan sin terminar de cocer, puedes introducirlo rápidamente en la olla y ponerlo de nuevo al fuego. Seguirá estando rico aunque, cuando le ganes el pulso a tu olla, todavía estará mejor.
  • Muchas personas prefieren conservar el flan en el frigorífico y servirlo frío al día siguiente. Es cierto que la consistencia es ligeramente diferente porque el flan se asienta, pero en mi casa lo preferimos en el día y a temperatura ambiente: el sabor se aprecia mucho mejor si no está demasiado frío y la textura es más cremosa. Pero para gustos, los colores… ¡y los flanes! 😉

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

6 pensamientos en “Flan de champán

  1. Pingback: Flan de melocotón a la lavanda | sweetmariquilla

  2. Pingback: Flan de queso suave (y de paso, ricotta casero) | sweetmariquilla

  3. Como siempre riquísimo, celebro tu afán de investigación , todo un placer para mi afán….¡¡¡glotón!!!
    Ya sabes que espero con muchas ganas tus variaciones de este postre.

Realiza un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s