Para todas las mujeres

Hoy es 8 de marzo. Desde 1911, es la fecha en la que se celebra el Día de la Mujer Trabajadora. Así que esta entrada está dedicada a todas aquellas mujeres que, día tras día, luchan por hacer valer sus derechos de igualdad en esta sociedad que se vuelve cada vez más difícil e inestable.

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

La primera convocatoria de conmemoración tuvo lugar, como ya he apuntado, en 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza y se fue extendiendo poco a poco a otros países. Pero no fue hasta 1977 cuando la Organización de Naciones Unidas proclamó el 8 de marzo como Día Internacional de los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional. Dos preciosas razones por las que festejar.

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

El origen de esta celebración, que cada país miembro de la Unión puede datar en la fecha que prefiera, hay que buscarlo en la Revolución Industrial. Pero no nos engañemos: las mujeres han trabajado siempre muy duro, sólo que este trabajo no era reconocido o se consideraba de “segunda categoría” por tratarse en la mayoría de los casos de labores en el ámbito doméstico o de la categoría de servicios. Volviendo al siglo XIX, fue entonces cuando aparecieron los primeros movimientos sufragistas que pedían el derecho al voto para la mujer pero que también denunciaban la opresión que ésta sufría: social, laboral y familiar. ¿Quién no recuerda, al comienzo de la película “Mary Poppins”, a la señora de la casa esgrimiendo panfletos pro-sufragistas? Grandioso.

En 1909,  se proclamó  en  Estados Unidos el primer Día de las Mujeres Socialistas y el año siguiente, en Copenhague, la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas acordó unánimemente dedicar el 8 de marzo a las mujeres trabajadoras y sus derechos en igualdad con los hombres. En 2011, tuvo lugar el centenario de la celebración y con este motivo se programaron numerosos actos conmemorativos. Entre ellos destaca la inauguración operativa de la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer.

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

Todavía queda mucho por hacer, principalmente en países en vías de desarrollo en los que, por solamente citar un ejemplo, todavía se practican costumbres tan bárbaras como la ablación femenina. Nuestra actividad diaria, en cualquiera de los ámbitos, significa un granito más en este pulso que, en situación de crisis, se torna todavía difícil. No por ello debemos darnos por vencidas sino transformar la dificultad en fortaleza. Porque nosotras lo valemos.

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

En este año 2013, el tema de la celebración del Día Internacional de la Mujer es la violencia de género, y su lema “Una promesa es una promesa: momento de pasar a la acción para acabar con la violencia contra las mujeres”. Yo me sumo a la convocatoria y me gustaría pensar que todas y cada una de las mujeres que leerán esta entrada también lo harán. Porque ni una sola mujer en el mundo merece que le castiguen con violencia, ni física ni psicológica, y el silencio es cómplice de una actitud reprochable y cobarde que debe denunciarse siempre.

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

Para todas vosotras, mujeres del mundo, he preparado estas pequeñas alas: para que os sintáis libres de volar donde queráis, de dirigir vuestras vidas con responsabilidad, de dejar atrás las malas experiencias y ser fuertes. Fuertes y grandes MUJERES.

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

GALLETAS CON AGUA DE ROSAS

Sweetmariquilla, igualita que la de Galletas con agua de azahar pero con un aroma sutilmente diferente.

Ingredientes para 6 docenas de pequeñas galletitas:

     1 cc = 1 cucharadita de  (3 ml)     1 cp= 1 cucharada de postre (5 ml)

  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 450 gr de harina todo
  • 120 gr de azúcar glas
  • 1/2 cc de sal
  • 1 cc de extracto de vainilla
  • 1-2 cp de agua de rosas (en función del tipo de aroma que utilices: agua, gel, pasta…)
  • 1 huevo de tamaño M a temperatura

Elaboración

Bate ligeramente el huevo con el extracto de vainilla y el aroma de rosa que utilices.

En un bol, tamiza la harina de trigo, la harina de maíz y el azúcar glas y añádeles la sal. Mezcla todo muy bien con unas varillas manuales. Añade la mantequilla cortada en cubos y mezcla con las manos, apretando los ingredientes para que se vayan mezclando. Cuando hayan adquirido una textura similar a la arena, haz un pozo en el centro y añade el huevo batido con los aromas. Sigue mezclando, siempre con las manos y disfruta de la elaboración tradicional. Cuando los ingredientes se hayan integrado, forma una bola con la masa y trabájala durante un par de minutos sobre una superficie plana cubierta con papel encerado hasta que no queden rastros de harina en ella.

Vuelve a formar una bola con la masa y enfríala al menos durante un par de horas para permitir que los ingredientes se integren y el gluten de la harina se desarrolle. Si tienes tiempo, déjala en el frigorífico hasta el día siguiente.

Pasado el tiempo de enfriamento, saca la masa del frigorífico y déjala templar lo justo para poder trabajar con ella, divídela en tres porciones, estirando cada una de ellas entre dos papeles encerados hasta conseguir unos 4 mm de espesor. Colócalas unas sobre otras y enfríalas al menos durante dos horas más.

Saca una de las masas del frigorífico y corta las formas. Colócalas sobre un papel encerado, cúbrelas con film transparente y vuelve a enfriarlas. Repite la operación con las otras porciones de masa. Puedes reutilizar los recortes, juntándolos y amasándolos y volviendo a enfriar/recortar/amasar.

Precalienta el horno a 180ºC, con función de calor superior e inferior y sin aire. Hornea las galletas directamente del frigorífico durante 15-18 minutos, dependiendo del tamaño. Deben adquirir un ligero color dorado en los bordes pero no llegar a tostarse (aunque el punto de cocción es bastante personal y puede variar el tiempo de horneado en unos cuantos minutos). Cuando las galletas estén listas, sácalas del horno, déjalas reposar unos minutos sobre la bandeja y después colócalas en una rejilla para que se enfríen por completo.

Disfruta de estas galletas exquisitas con un té o un café, en solitario o en compañía, pero siempre con un pensamiento en recuerdo de las mujeres que sufren en el mundo.

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

Galletas de mantequilla con agua de rosas | Sweetmariquilla

Los consejos de Sweetmariquilla:

  • No dejéis de consultar los consejos que acompañan la receta de las Galletas con agua de azahar, quizás os sean de utilidad para obtener unas galletitas exquisitísimas.
  • El agua de rosas es muy, muy delicado. Yo he probado varios con resultados diferentes. No todos ellos soportan las elevadas temperaturas del horno y, en consecuencia, vuestras galletas perderán el aroma durante el horneado. Aseguraos de que aquel que empleáis es el adecuado.
  • Si la masa resulta un poco seca, añade un poco de leche conforme vas amasando. Pero hazlo con cuidado para evitar que quede demasiado blanda.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

4 pensamientos en “Para todas las mujeres

Realiza un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s