Love is in the air!

Eso dice la canción de John Paul Young: Love is in the air!

La de veces que hemos escuchado esta canción en múltiples versiones… Y yo, pensando que era de Tom Jones: así de pertinentes son mis conocimientos musicales de los años setenta. Afortunadamente, al buscar el vídeo para insertarlo en esta entrada he sido consciente de mi error. En mi defensa, diré que la mayor parte de los años setenta me la pasé sin existir y que, cuando años después ya tuve edad para comenzar a forjar mi criterio musical, yo era más de Madonna. Pues sí, era lo que se llevaba entonces: que si “Like a virgin”, que si “Like a prayer”… Parece que la cosa era hacer “como si”, jeje.

San Valentín 2013

En fin. Pero, a lo que iba: que se aproxima la festividad de San Valentín y, como ya sabéis que cualquier excusa es buena para encender el horno y llenarnos de harina de pies a cabeza, ¡pues que vivan San Valentín, Cupido, Eros y quien haga falta! Pero, antes de seguir adelante, pongámonos serios. Ejem. Personalmente, no me gusta celebrar San Valentín como día de los enamorados; en mi opinión, los verdaderos gestos de amor son aquellos que se producen cotidiana y espontáneamente, sin razón ni motivo aparentes. Así que no olvidéis demostrar vuestro amor a aquellos que se lo merecen: amigos, familiares, hijos, padres y, por supuesto, parejas. Y hacedlo lo más a menudo posible… ¡mejor si es con dulces! Ñam, ñam.

Love is in the air!

La primera vez que se celebró la festividad de San Valentín fue hacia el año 498, a instancias del papa Gelasio I. ¡Y nosotros pensando que era un invento de los centros comerciales! (Aunque esto no quita para que los empresarios hayan aprovechado el tirón consumista, claro). Algunos pensadores opinan que pudo ser un intento de eliminar las Lupercales, fiesta pagana que se festejaba ante diem XV Kalendas Martias (es decir, el 15 de febrero) en honor de Pan Liceo, también llamado Fauno Luperco y equivalente a Fauno en la mitología romana. Fauno Luperco era el semidiós griego de pastores y rebaños, pero también de la fertilidad y la sexualidad masculina desenfrenada (¡golfos!).

Love is in the air!

Sin embargo, algunos otros opinan que esta teoría no tiene sentido y que lo más probable es que el santo que se celebra el 14 de febrero fue alguno de los tres mártires ejecutados en el año 270, durante el reinado de Claudio II. De entre todos ellos, el candidato con más posibilidades es un médico romano que se ordenó sacerdote y que, a pesar de la prohibición del Emperador, que impedía a los jóvenes el matrimonio en pro de su carrera militar, casaba a los enamorados en secreto.

Love is in the air!

Pero, después de todo esto, ¿cómo se convierte el 14 de febrero en una fiesta tan popular, comercial y poco religiosa? Parece ser que, en 1840, una tal Esther A. Howland comenzó a fabricar masivamente tarjetas de San Valentín con forma de cupidos y corazones y a repartirlas entre amigos y familiares. De ahí a que los empresarios se dieran cuenta del tirón comercial que podría tener la idea… ¡sólo hacía falta un buen publicista!

Love is in the air!

Y aquí estoy yo, con mi horno, mi rodillo, mis cortadores, mis cápsulitas, mis colorantes y mis aromas. No puedo presumir de no tragarme la moda del San Valentín y luego llenar los estantes de utensilios cupcakeros. Pero como soy una pequeña autocomplaciente, me consuelo pensando que, al menos, son hechos en casa y a mano. Y, sobre todo, ¡con mucho, mucho amor! Que es de lo que va la fiesta.

Love is in the air!

En el menú: cupcakes de vainilla rellenos de mermelada de frambuesa y galletas de azúcar decoradas. Realizar estos cupcakes es sencillísimo: una vez horneados y fríos, presiona el cortador de galletas contra la superficie y, con la ayuda de una cucharilla, extrae la miga hasta una profundidad de medio centímetro. Escoge tu mermelada favorita y rellena la forma con una porción bien generosa.

Love is in the air!

En cuanto a las galletas, he descubierto la mejor fórmula del mundo para realizar la base de galletas de azúcar. Os la dejo a continuación. Solamente me queda desearos un feliz día y dedicar este post a Cristina, uno de los miembros de la comunidad Sweetmariquilla que este sábado contrae matrimonio. Espero que seas muy feliz, Cristina, y que para ti y tu ya casi marido, todos los días del resto de vuestra vida sean San Valentín.

Love is in the air!

GALLETAS DE VAINILLA Y ALMENDRA, especiales para decorar

Receta basada en la de Sprinkle Bakes.

Ingredientes para aproximadamente 3 docenas de galletas medianas:

1 cs = 1 cucharada sopera (15 ml)          1cp = 1 cuchara de postre (5 ml)          1 cc = 1 cucharita de café (3 ml)

  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr de azúcar glas o icing sugar
  • 1 huevo a temperatura ambiente
  • 1 cp de extracto de vainilla
  • 1 cc de extracto de almendra amarga
  • 450 gr de harina todo uso
  • 1 pizca de sal

Elaboración:

Bate ligeramente el huevo con los extractos de vainilla y almendra.

Tamiza la harina y el azúcar, añádeles la sal y mézclalas bien con unas varillas manuales. Añádeles la mantequilla cortada en cubitos y mezcla bien hasta obtener una masa arenosa y granulada. Realiza un pozo en el centro y vierte en él el huevo con los aromas. Sigue trabajando la mezcla hasta obtener una masa homogénea. Dale forma de bola, divídela en dos porciones y estira ambas con un rodillo hasta darles un grosor de unos 4 milímetros. Colócalas entre hojas de papel encerado y déjalas enfriar al menos durante 1 hora.

Pasado ese tiempo, saca una de las masas del frigorífico, vuelve a pasar el rodillo un par de veces y corta las formas para las galletas. Colócalas sobe una bandeja de horno cubierta con un tapete de silicona y enfríalas de nuevo. Repite la operación con la otra masa. Junta los recortes, amásalos, estíralos de nuevo y sigue el procedimiento desde el principio. Repite y repite hasta agotar la masa pero no te olvides de enfriarla cada vez: es muy importante porque, de lo contrario, las galletas que recortes tenderán a encoger y perder la forma durante el horneado.

Precalienta el horno a 180ºC e introduce las galletas directamente del frigorífico. Dependiendo de su tamaño, variará el tiempo de horneado. Para las de tamaño mediano, como las decoradas en rojo en las fotografías, necesité 18 minutos, mientras que para las más pequeñas fueron suficientes solamente 12 minutos.

Saca las galletas del horno, déjalas reposar unos minutos sobre la bandeja y después colócalas sobre una rejilla para que se enfríen completamente. Solamente cuando estén completamente frías podrás decorarlas: de lo contrario, la glasa se derretirá.

Love is in the air!

Para preparar la glasa, puedes seguir las indicaciones que encontrarás en esta otra entrada, pero sustituye el aroma de limón por extracto de vainilla. Solamente es necesario un poco de tiempo, paciencia e imaginación para realizar las decoraciones.

¡Venga, que todavía estás a tiempo de preparar un suculento desayuno para el próximo San Valentín! Seguro que hay muchas personas a tu alrededor a las que harás felices.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

12 pensamientos en “Love is in the air!

  1. Pingback: Gallendario de Adviento | sweetmariquilla

  2. Muchas gracias mary!!! Jajaja. Fue un día espectacular, con un sol radiante!! Increíble en Pamplona.
    Aprovecho para darte la enhorabuena por el blog, es genial, fotos preciosas y súper apetecibles, textos muy interesantes (siempre aprendemos muchas cosas más que recetas). Por cierto que me gane a toda mi familia con los coulanes de chocolate. Gracias!! XO

  3. Felicidades ..tanto las galletas como los cupcakes me parecen espectaculares, el regalo dulce perfecto para el día de hoy..enhorabuena por tu repostería y por las fotos tan cuidadas

  4. Gracias por aclarármelo, yo tb pensaba que era de Tom Jones. Respecto a tu nueva aportación…. despierta la primavera!!!!!!!!!!! qué colorido, entran ganas de sonreir y salir a la calle a disfrutar del sol con camiseta, pantalón corto y playeras.
    Con éste duro invierno que estamos sufiendo, me hace pensar en la calidez y el colorido primaveral. Un abrazo.

  5. Que bonitoooooooo me encantan las galletas que tienen el corazon dentro incluso las podemos colgar con un lacito rojo. Y los cupcakes con el corazón en el centro me encanta la idea tomare nota para hacer algunos con otros cortadores.

    Saluditoo

Realiza un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s